Ruta marinera

Ésta tercera y última ruta nos ofrece una tercera forma de conocer la ciudad, en este caso mostrándonos su lado más marítimo.

El inicio de esta ruta lo tenemos en el punto conocido como la porteta, antiguo puerto pesquero de la ciudad durante la Edad Media donde atracaban las embarcaciones. Llegó a ser un importante puerto comercial de lana y trigo para toda la costa levantina. El siguiente punto a visitar es el puerto y la lonja, ahora ya en deshuso pero que tiempo atrás fue el centro de la vida pesquera de la ciudad.

Tras éste rápido paseo por el pasado marinero de la ciudad nos dirigiremos hacia el Portal de San Pedro, una nueva puerta de acceso al puerto levantada en época del Papa Luna que transformó por completo la antigua fisionomía de las murallas de la ciudad. Este nuevo portal dio acceso a un nuevo embarcadero que estuvo en funcionamiento hasta bien entrado el siglo XVII.

Como en la anterior ruta monumental, la siguiente parada tras pasar por este portal será el Bufador, aquella fantástica formación natural de la roca que ha sido erosionada a lo largo de los años por las mareas y que ha creado un extenso túnel bajo la ciudad por el que se introducen las aguas del Mar Mediterráneo creando espectaculares sonidos.

Por último, terminamos ésta corta y cómoda ruta en el mismo punto que finalizó la ruta histórico-artística, en el museo del mar. Éste pequeño y acogedor museo nos enseñará desde sus diferentes salas la importancia que ha tenido siempre para la ciudad de Peñíscola el mar y la relación que ha mantenido desde tiempos ancestrales con este medio. Se estructura en tres secciones: la histórico-arqueológica, la de pesca y la de fauna marina, contando al final del museo con un precioso acuario.

E.g., 19/06/2019
E.g., 19/06/2019