Poblaciones importantes alrededor o cercanas a Peñíscola

Al estar ubicada cerca de las regiones del Bajo Ebro y del Maestrazgo, Peñíscola es una zona que posee muchos lugares próximos que visitar ya que estas regiones limítrofes le aportan gran variedad de paisajes y entornos. Cuenta con gran cantidad de pequeños pueblos en los alrededores que le aportan un carácter muy especial a esta región.

Es el caso por ejemplo de Morella. Una pequeña ciudad situada en la provincia de Castellón a unos mil metros sobre el nivel del mar. Al igual que Peñíscola, la ciudad de Morella cuenta con una importante ambiente medieval muy bien conservado gracias a su muralla y a su imponente castillo, ambos aún en pie y en buen estado de conservación. Tan sólo una distancia de 60 kilómetros separan a Peñíscola de este pequeño y acojedor enclave medieval en el que se conjugan a la perfección presente y pasado.

El visitante puede perderse por sus estrechas calles de reminiscencia medieval para disfrutar de sus construcciones emblemáticas como por ejemplo la Basílica de Nuestra Señora la Mayor, una de las construcciones en estilo gótico más importante del levante valenciano; o el Real Convento de San Francisco (donde actualmente se encuentra el Parador Nacional de Turismo). Pero también el turista puede disfrutar del ambiente actual que se respira en la ciudad al disfrutar de su gastronomía, sus jardines y sus habitantes.

Es el caso también de Benassal. Un acojedor pueblecito a unos 70 kilómetros de Peñíscola que, a pesar de su reducido tamaño, cuenta con dos importantes núcleos de población: el antiguo y muy bien conservado centro urbano, en que las calles estrechas conservan el trazado original de la ciudad; y la fuente termal d'En Segueres, cuyas aguas de alto contenido mineral fueron declaradas de uso público debido a las propiedades curativas que poseen hacia el año 1928. Estos dos focos poblacionales han echo de Benassal el lugar ideal de descanso para aquellos que buscan desconectar de la ciudad y relacionarse de una forma más estrecha con la naturaleza.

Otra ciudad cercana a Peñíscola que le puede interesar al visitante es La Vall d'Uixò. Se trata de una ciudad famosa por sus enormes grutas, bautizadas coloquialmente con el nombre de Rutas de San José. Estas características grutas, paradigma único en toda la zona levantina, tienen la particularidad de ser navegables debido a su enorme tamaño. Una vez entra en ellas, el visitante se ve transportado a un nuevo y hermoso mundo subterráneo, plagado de color y con un ambiente fantástico en el que las estalactitas y estalagmitas que van mostrándose ante sus ojos harán que esta maravilla de la naturaleza sea una experiencia prácticamente inolvidable.

Pero si lo que el visitante realmente desea es entrar en contacto con la naturaleza de forma directa y en un entorno incomparable en todo el territorio español debe visitar la zona del Delta del Ebro. En este inmejorable paraje acuático natural situado a unos 50 kilómetros de la ciudad de Peñíscola nos encontramos también con una zona de paso de aves migratorias que termina de configurar uno de los más bellos ecosistemas de la zona de Mediterráneo Occidental, junto con los inmensos y húmedos arrozales que se extienden hacia la zona más interior del Delta

E.g., 29/04/2017
E.g., 29/04/2017