Fórmula magistral de la Tisana del Papa Luna

Milagrosa. Esa es la palabra. A Pedro de Luna, más conocido como el Papa Benedicto XIII, intentaron envenenarlo hasta en tres ocasiones. No lo consiguieron. El pontífice tomaba una infusión basada en una fórmula magistral medieval elaborada a base de hierbas medicinales que tomaba como remedio a males como el flato, el dolor de cabeza y los dolores de riñón.

Cuanto más empeño ponían sus enemigos por eliminarlo, más se resistía el organismo y la salud del máximo exponente de la corte pontificia en este bastión peñiscolano. Cuentan, que junto a la tisana, el Papa acostumbraba a tomar también cidras confitadas, un fruto similar al limón, postre muy apreciado en la época y que también se utilizaba también en fundamentos medicinales y ornamentales.

Así, la Tisana del Papa Luna  va ligada por siempre a la historia y nombre de este tenaz aragonés que resistió a tanta intriga y que perdura hasta nuestros días con la misma fórmula: La Tisana del Papa Luna de Peñíscola.

Y ¿dónde tomarse una infusión en Peñíscola? ¡Fácil! No nos equivocamos si la pides por su nombre en cualquier establecimiento de la población y te la sirven sin problemas, empezando por el nuestro propio. Es más, es posible que pidas una infusión y directamente te la recomienden. Así de implantada está esta maravillosa mezcla de hierbas medicinales (pulveris papae) en la “roca”.

Poco a poco ha ido tomando fuerza y en la actualidad, la mejor Infusión de Peñíscola, se encuentra en otros productos como el licor de tisana, que recibe el nombre de Esperit de Tisana. Un consejo. Tomar bien pero que bien frío. Es ideal como espirituoso al final de una buena y completa comida. Además de refrescante, ya sabes que lleva ese secreto de salud incorporado. Ambos productos podrás encontrarlas en diferentes formatos en la tienda del castillo y si te acercas a la vecina ciudad de Benicarló, también podrás degustarlos y comprar en la tienda de Cafés BO, en el centro de la población.

En resumen y de vuelta a las infusiones: en la Ciudad en el Mar, cuando pidas una infusión en Peñíscola, llámala por su nombre, Tisana del Papa Luna.
Y ¡qué obre su magia centenaria!

Tisana del Papa Luna también se sirve en el Gran Hotel Peñiscola
E.g., 09/12/2018
E.g., 09/12/2018