Gastronomía

En la antigua tradición marinera de Peñíscola y la riqueza pesquera de sus costas de halla fundamentos de su sabiduría culinaria.

Para los habitantes de Peñíscola, los frutos del mar han sido siempre un don valioso; es por esto que ha desarrollado un exquisita sensibilidad a la hora de cocinarlo, mostrándose sobrio en su condimentación, buscando siempre dejar al descubierto los aromas y sabores naturales de una pesa de extraordinaria calidad.

Son fundamentales en la cocina de Peñíscola los “All-i-Pebre” de “Rap” (Rape) o “Polpet” (pulpitos), el “suquet de peix” o “remesclo”, así como los mariscos, langostinos, “caragols punxents” (cañadillas), mejillones, “caixetes”, cigalas, etc.

Los diferentes arroces en sus variedades marineras, la paella y la “fideuá”, son parte fundamental de la gastronomía de estas tierras.

Toda esta riqueza pesquera y marisquera, puede disfrutarla hoy gracias a un pujante sector de restauración, que a la cocina autóctona ha unido nuevas y sofisticadas recetas a la altura de los paladares más exigentes.

Disfrute de las sabrosas Doradas, Lubinas y Rodaballos a la sal, a la espalda o al horno, las exquisitas langostas de las Islas Columbretes o un buena paella de Bogavante.

Y por supuesto, deguste las variedades de marisco autóctono suavemente cocinadas al vapor o la plancha.

 

E.g., 28/06/2017
E.g., 28/06/2017